fbpx

Salud bucodental y diabetes.

Salud bucodental y Diabetes

 

La salud bucodental y la Diabetes viene de la mano por la predisposición de los diabéticos a padecer problemas bucodentales.

 

El riesgo a una mala salud bucodental aumenta en diabéticos aunque no es algo exclusivo, una nutrición correcta y algo de ejercicio ayuda a una buena salud.

Además claro está,  que es muy ventajoso para la salud bucodental no consumir tabaco ni alcohol y la  disminución de azúcares en los alimentos.

 

Otro factor primordial es darle gran importancia al cuidado de nuestros dientes y encías. La acumulación de placa bacteriana, restos de comida, glucosa alta son factores de crecimiento de las bacterias y provocan inflación, sangrado e infecciones.

 

Debemos ser conscientes que la prevención y la educación en salud bucodental ayudan a la disminución de posibles afecciones y a la calidad de vida de nuestros dientes, encías y en definitiva de nuestra boca. Nuestro dentista nos puede dar las pautas necesarias para que nuestra salud bucodental sea la más adecuada.

 

Las señales que deben alarmarme y no dudar en asistir al Dentista, que finalmente es el que más puede ayudarme con mis posibles problemas bucodentales son:

 

  • Sequedad en la boca o disminución de la saliva, sensación pegajosa
  • Sangrado en el cepillado
  • Mal sabor o pérdida del gusto, mal aliento
  • Separación de dientes o principio de pérdida de piezas dentales
  • Inflamación y sensibilidad en las encías o enrojecimiento
  • Llagas blancas o úlceras blancas o rojizas

 

Invierte en ti y preocupate por tu salud bucodental con visitas periódicas a tu dentista ( cada 6 meses) para revisión y limpiezas bucales mínimo una vez al año.

 

Realizando cepillado diarios de tus dientes, lengua y encías previene las caries y acumulación de sarro, los enjuague bucales y el uso de hilo dental favorecen que tu diabetes no afecte en gran medida tu salud bucodental.