Formas de detectar y luchar contra la halitosis

El mal aliento es muy prevalente entre los adultos, y puede ser ruinoso para tu imagen personal y para tu confianza. A contrario de lo que mucha gente cree, en la mayoría de los casos el origen de la halitosis está en la boca y está relacionado con el crecimiento de bacterias en la parte posterior de la boca. Otras enfermedades como la gingivitis o problemas gástricos también pueden causar mal aliento. Hoy, desde el Blog de Dental Central (tu dentista cerca de La Guardia, en Ocaña y San Martín de la Vega), os hablamos de cómo detectar y luchar contra la halitosis.

El mal olor característico de la halitosis se debe a unos gases llamados compuestos sulfurados volátiles que se originan en el metabolismo de bacterias que habitan en nuestra boca. Como siempre que hablamos de bacterias en nuestra boca, en cierto grado éstos son un producto natural en nuestra boca. El problema surge cuando el crecimiento bacteriano es descontrolado y producimos demasiados gases olorosos.

El diagnóstico del origen de la halitosis puede ser difícil. En primer lugar, suele pasar desapercibida para la persona que la padece, y en ocasiones es difícil para una tercera persona dar el paso para informarle. Curiosamente, y aunque el porcentaje es casi insignificante, algunos casos de halitosis son psicológicos: los pacientes tienen la sensación de tener mal aliento, pero en verdad no lo tienen.

¿Cómo detectar si uno mismo tiene mal aliento? En primer lugar, necesitarás la opinión de otra persona. Si no tienes un amigo de confianza o un familiar que te pueda decir si en efecto pareces padecer halitosis y que el olor es persistente, siéntete cómodo de preguntarle a tu dentista. Si consultas directamente con un odontólogo, éste podrá indagar en las causas del mal olor y ayudarte a encontrar una solución. En ocasiones una simple prueba con tu propia mano bastará para poder sentir el mal olor en tu boca.

Existen signos visuales que son indicativos del mal olor. Si después de pasarte el hilo dental por la parte posterior de la boca observas que éste adquiere un color parto o rojizo, estarás ante un indicio de halitosis. Una capa blanquecina la parte posterior de tu lengua, que suele estar compuesta por las bacterias que causan el mal olor, también puede ser un síntoma de peligro.

Además de ser dañino para tu autoestima y para cómo te perciben los demás, los compuestos olorosos que causan el mal aliento son tóxicos y pueden contribuir al desarrollo de enfermedades inflamatorias en la boca como la gingivitis y la periodontitis.

En la Clínica Dental Central (tu dentista cerca de La Guardia, en Ocaña y San Martín de la Vega), hemos ayudado a cientos de pacientes a superar éste embarazoso problema. Como tantos problemas bucales, la halitosis puede afectar muy negativamente a nuestra calidad de vida y a nuestras relaciones personales. No dejes que el mal aliento te afecte y ven a vernos para encontrar una solución profesional.

Entradas Recientes

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.