El implante dental paso a paso en Ocaña.

Por
En Sin categoría

¿Estás pensando en hacer una visita al implantólogo? En ésta sencilla guía te ofrecemos un adelanto de los procedimientos a los que vas a someterte. La colocación de un implante dental es el procedimiento más común que hacemos en la Clínica Dental Central en Ocaña; y miles de casos de éxito nos avalan.

¿Qué son los implantes dentales? Un implante dental es un avanzado sustituto que ocupa el lugar de un diente perdido; frente a otros métodos tradicionales, los implantes han conseguido eliminar las incomodidades normalmente asociadas a éste tratamiento, como son la incomodidad y el mantenimiento.

Al contrario que coronas y puentes, los implantes no se “pegan” sobre los dientes, sino que se integran en la mandíbula como un diente más; se convierten en parte permanente de tu boca.

Los implantes constan de dos partes: la corona, la parte visible y que se hace a mano, lográndose con ello una gran naturalidad; y el implante propiamente dicho, un pequeño tornillo de titanio que actúa como la raíz de la corona, y que es fabricado en talleres especializados.

Su colocación comienza con un cuidadoso estudio del paciente a tratar. En efecto, la propia estructura del implante exige que el potencial paciente tenga una densidad ósea suficiente en el maxilar, en el área en la que éste se realizará. Si el maxilar es apto, se continuará a colocar el implante en su lugar.

En caso contrario, al paciente se le ofrecen prótesis alternativas; aunque siempre cabe la posibilidad de realizar un injerto óseo. Éste es un procedimiento complejo mediante el cual se restaura la zona en la que se implantará, de forma que pueda garantizarse el éxito del implante.

El segundo paso es la inserción del implante dental en la mandíbula. Éste se realiza con el paciente sedado, mediante la inserción de un fino tornillo de titanio en el hueco de la encía dejado por el diente perdido.

Éste tornillo entra en contacto con el hueso, comenzando el proceso de osteointegración, el hueso crece alrededor del implante, que queda firmemente fijado al mismo. Es así como el implante dental adquiere sus sobresalientes características.

Durante el tiempo de espera, que dura meses, se puede colocar una corona temporal que disimula el tornillo metálico; el implante dental, sin embargo, no ha terminado.

El último paso que realizará tu implantólogo, después de una larga espera y muchas revisiones periódicas, será la colocación de la corona permanente. Una vez tu especialista se haya asegurado de que el implante está firmemente integrado en tu mandíbula, se proceder a culminar el implante con una pieza diseñada a medida para encajar con la fisionomía de tu dentadura.

¡Y ya está! Aunque implique un tiempo muy largo, el resultado de los implantes es inmejorable y su tasa de éxito enormemente alto. Aquí, en la Clínica Dental Central en Ocaña; contamos con implantólogos dispuestos a asesorarte con cualquier duda que tengas. Ven para una primera evaluación sin compromiso.

Entradas Recomendados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.