La adolescencia es un momento de cambio profundo, en el que se suceden muchos cambios físicos y psicológicos mientras pasamos a la adultez. La boca también sufre cambios, y los pacientes jóvenes tienen unas características que nos obligan a ajustar los tratamientos de ortodoncia a sus expectativas y necesidades.

Los tratamientos de ortodoncia para corregir la posición de los dientes se inician hacia los 12 años. A ésta edad ya tenemos todos los dientes definitivos, y es el momento perfecto para solucionar los problemas de apiñamiento para conseguir una sonrisa perfecta durante el resto de nuestra vida.

En Clínica Dental Central tenemos experiencia con paciente jóvenes, y conocemos lo importante que es que el tratamiento tenga un excelente resultado para compensar el esfuerzo que a muchos les supone llevar la ortodoncia. En cuestión de meses conseguimos construir una boca funcional y bonita que ayude a mejorar la autoestima de nuestros pacientes.

Los beneficios de la ortodoncia son para toda la vida y tiene un impacto muy positivo sobre la imagen y confianza. En Clínica Dental Central ofrecemos los tratamientos de ortodoncia más avanzados y discretos que nos permitirán rediseñar totalmente la sonrisa de los pacientes jóvenes.

En Clínica Dental Central te ofrecemos una primera evaluación gratuita y totalmente libre de compromiso de la mano de nuestra experimentada ortodontista, la Dra. María Rosa Berzal.

Preguntas frecuentes sobre la ortodoncia juvenil

Varía enormemente en función del estado original de la boca y el momento de su desarrollo en el que se encuentre. Suele oscilar entre uno y dos años. En cualquier caso, durante la planificación te ofreceremos una previsión muy ajustada.

También es importante considerar la cooperación del paciente a lo largo del tratamiento. En Clínica Dental Central sabemos que un paciente motivado y cooperativo es fundamental para que el tratamiento funcione bien.

Una dentadura bien alineada y posicionada permitirá a tu hijo funcionar con normalidad. Comer y masticar o hablar y pronunciar son acciones que pueden verse impedidas por una dentadura mal estructurada.

Además, los dientes rectos son más fáciles de limpiar. Así ahorrareis problemas dentales y de salud innecesarios derivados de una higiene dental difícil.

Por último, una sonrisa recta es una sonrisa atractiva. La infancia y la adolescencia es una parte de nuestras vidas en la que la autoestima tiene mucho peso. Crecer con una sonrisa bonita es la mejor forma de empezar a desarrollar la empatía y la socialización.

Existen diversas causas posibles, nuestros profesionales estudiarán el caso para ofrecer la mejor opción de tratamiento, en cualquier caso. Podemos clasificar las causas en dos grupos:

1.- Factores hereditarios

Son irregularidades en boca y dentadura de origen genético y que se transmiten de generación en generación.

2.- Factores no hereditarios

Un accidente, chuparse el dedo de forma persistente o la caída prematura de los dientes son algunos factores de riesgo que pueden desembocar en una boca mal estructurada. Algunas enfermedades respiratorias también parecen estar relacionadas.

Los tratamientos de ortodoncia convencionales cuestan entre 2000 y 2500 euros, dependiendo de la duración del tratamiento. Opciones de tratamiento más avanzadas son más costosas: 3000 euros para el Sistema Damon y 5000 euros para el Invisalign.

Realizar una ortodoncia interceptiva en la infancia ayuda a reducir costes en el tratamiento futuro, porque soluciona algunos problemas muy eficientemente para no tener que lidiar con ellos con una ortodoncia convencional.

La ortodoncia puede ser un serio inconveniente para mantener una boca limpia. Los brackets son una superficie ideal para acumular placa dental y restos de comida. El tratamiento de ortodoncia siempre se acompaña con instrucciones sobre cómo utilizar los cepillos especiales que empleamos para limpiar la ortodoncia después de las comidas.

Con el Invisalign no tendrás que ser tan cuidadoso, porque se puede quitar después de las comidas para limpiarlo con un cepillo fácilmente.

La ortodoncia nos permite corregir el apiñamiento, la posición y el lugar de los dientes en la boca. El crecimiento del cráneo permite trabajar con el espacio suficiente para colocar los dientes en su posición definitiva.

Una dentadura bien estructurada funciona mucho mejor y sirve mejor para comer masticar, hablar y sonreír.

ortodoncia

He leído y acepto Política de Privacidad

¡SOLICITA INFORMACIÓN SOBRE NUESTROS TRATAMIENTOS!