Aunque asociemos la ortodoncia a los pacientes más jóvenes, lo cierto es que la ortodoncia no tiene edad. Poco a poco desaparece el prejuicio a llevar ortodoncia, y muchos adultos empiezan a obtener los beneficios de éste tratamiento.

Las nuevas opciones de ortodoncia permiten tratamientos muy cómodos y discretos. Los brackets transparentes y el Invisalign permiten llevar una ortodoncia que pasará totalmente desapercibida. La ortodoncia nunca ha sido más cómoda, rápida y discreta, y cada vez más adultos se aprovechan de las ventajas que se les ofrecen.

En Clínica Dental Central buscamos que la inversión de nuestros pacientes devuelva los mejores beneficios. Nuestra experiencia y el cuidado que ponemos en la planificación nos permite garantizar un tratamiento de ortodoncia integral que mejore totalmente el aspecto de tu sonrisa, de tu boca y de tu rostro.

En Clínica Dental Central te ofrecemos una primera evaluación gratuita y totalmente libre de compromiso de la mano de nuestra experimentada ortodontista, la Dra. María Rosa Berzal.

Algunas preguntas frecuentes sobre la ortodoncia para adultos

En primer lugar, las expectativas y necesidades del paciente. Muchos adultos buscan una opción de tratamiento discreta que interfiera lo mínimo posible con su imagen personal. Por otro lado, las características de la boca adulta son muy diferentes a la de los niños. El crecimiento ya ha terminado, puede haber enfermedades avanzadas en la boca y la boca se adapta peor al aparato. Por todo ello es fundamental contar con un profesional experimentado para la ejecución de una ortodoncia para adultos.

No sólo es posible, es recomendable. En estos casos se aproxima el tratamiento de forma multidisciplinar, el periodoncista se encargará de preparar la boca para que el ortodontista pueda hacer su trabajo. Una dentadura bien alineada es más fácil de mantener y hará tu higiene dental mucho más eficiente.

Con respecto a la dentadura, no. Sin embargo, el maxilar ya ha dejado de desarrollarse y es mucho más difícil de corregir. Serán necesarias otras intervenciones además de la ortodoncia para solucionar sus problemas.

Durante los primeros días tendrás que acostumbrarte a la presencia del aparato, y es posible que sientas algunas molestias al comer. Mientras la boca se adapta pueden aparecer pequeñas rozaduras, que pueden aliviarse con una cera especial hasta que toleres la ortodoncia.

Lo más que crecemos, lo más difícil que será mover los dientes desde su posición. Es esperable que un adulto tenga más molestias que un niño. En la mayoría de los casos serán sólo molestias puntuales, especialmente tras reajustar el aparato.

Los dientes maduros tendrán tendencia a intentar volver a su posición errónea. Los retenedores sirven para mantenerlos en el sitio deseado y conseguir que los beneficios del tratamiento duren durante toda la vida.

En principio sí, pero tu caso tendrá que ser evaluado cuidadosamente para coordinar la mejor solución para tu boca. Si te falta un diente, en Clínica Dental Central de ofrecemos un tratamiento multidisciplinar que permitirá coordinar el reajuste de los dientes con la sustitución de la pieza perdida.

El secreto del éxito de una ortodoncia es la buena planificación. De ello dependerá que el tratamiento sea cómodo y eficiente. La planificación en manos de un equipo experimentado es lo que permite un resultado excelente y duradero.

En primer lugar, se tendrá que hacer un diagnóstico muy preciso sobre el estado de tu dentadura y la salud de tu boca. Se emplean moldes, fotografías, radiografías y avanzados métodos de simulación por ordenador para trazar el plan de tratamiento.

Todo esto ocurrirá en la clínica, y los resultados se te presentarán para que des el visto bueno. Se te ofrecerá una estimación muy precisa del tiempo de duración del tratamiento, y se te presentarán las distintas opciones disponibles.

Una vez colocado el aparato se fijan fechas en las que realizar visitas periódicas para el control y la revisión del proceso. Normalmente ocurre una cada 4 u 8 semanas, dependiendo de tu caso y del tipo de aparato que lleves.

Durante éstas visitas se realizarán los pequeños ajustes que necesita el aparato para seguir funcionando, se registrará el progreso y se atenderá a tus dudas y necesidades. Por tu parte, sólo tendrás que acudir regularmente a la clínica y asegurarte de que mantienes una buena higiene dental.

Unos dientes bien posicionados te ayudarán a masticar y pronunciar correctamente, y hacen la dentadura mucho más fácil de limpiar. Estos dos factores te ayudarán a reducir la incidencia de enfermedades del cuerpo y la boca, y alargarán enormemente la esperanza de vida de tu dentadura y la salud de las encías.

Además, nunca es tarde para empezar a disfrutar de una sonrisa bonita. Los cambios estéticos que consigue la ortodoncia no se limitan a los dientes, se sienten en todo el rostro. Una sonrisa atractiva es nuestra mejor carta de presentación, y mejora nuestra autoestima y cómo nos perciben los demás.

Existen diversas causas posibles, nuestros profesionales estudiarán el caso para ofrecer la mejor opción de tratamiento, en cualquier caso. Podemos clasificar las causas en dos grupos:

1.- Factores hereditarios

Son irregularidades en boca y dentadura de origen genético y que se transmiten de generación en generación.

2.- Factores no hereditarios

Un accidente, chuparse el dedo de forma persistente o la caída prematura de los dientes son algunos factores de riesgo que pueden desembocar en una boca mal estructurada. Algunas enfermedades respiratorias también parecen estar relacionadas.

Los tratamientos de ortodoncia convencionales cuestan entre 2000 y 2500 euros, dependiendo de la duración del tratamiento. Opciones de tratamiento más avanzadas son más costosas: 3000 euros para el Sistema Damon y 5000 euros para el Invisalign.

La ortodoncia puede ser un serio inconveniente para mantener una boca limpia. Los brackets son una superficie ideal para acumular placa dental y restos de comida. El tratamiento de ortodoncia siempre se acompaña con instrucciones sobre cómo utilizar los cepillos especiales que empleamos para limpiar la ortodoncia después de las comidas.

Con el Invisalign no tendrás que ser tan cuidadoso, porque se puede quitar después de las comidas para limpiarlo con un cepillo fácilmente.

ortodoncia

[recaptcha]

He leído y acepto Política de Privacidad

¡SOLICITA INFORMACIÓN SOBRE NUESTROS TRATAMIENTOS!