Caries

¿Qué son?

Las caries son un agujero en la superficie de los dientes. Su origen es el crecimiento de bacterias en la superficie de los dientes. Aunque en origen no tienen por qué producir molestias, poco a poco van horadando los dientes hasta provocar su fractura.

Las bacterias que provocan las caries pueden propagarse por la boca y colonizar otros dientes. Si no se interviene a tiempo este efecto dominó puede terminar por afectar a toda tu dentadura.

Una caries que te hayan solucionado en el pasado también te podría producir problemas en el futuro. Antes se empleaba una amalgama plateada que puede ser nociva para la salud. Siempre aconsejamos sustituirla con composite, un material totalmente biocompatible y que encaja perfectamente con el color de tus dientes.

El tratamiento

Las caries se solucionan limpiando totalmente el agujero y rellenando el espacio desinfectado con una resina sintética cuyo color y superficie imita a la perfección al de los dientes naturales.

La infección se corta de raíz, y así evitamos que se extienda por la boca o que siga destruyendo el diente original. Si el daño ha sido importante, el composite devolverá la integridad estructural al diente para evitar su fractura accidental.

El resultado es impecable y muy discreto. En ocasiones, es posible que el tratamiento de una caries deba realizarse con la colocación de una corona para fortalecer aún más el diente dañado.