La regeneración ósea con implantes dentales.

La regeneración ósea con implantes dentales son técnicas quirúrgicas que sirven para aumentar el volumen óseo en casos de deficiencia; El objetivo es garantizar las condiciones para una instalación posterior o simultánea de un implante dental.

 

¿Cuáles son las causas de la pérdida ósea en los arcos dentales?

 

Las causas pueden ser varias, entre las más importantes que recordamos:

 

  • Periodontitis (piorrea)
  • La presencia de lesiones óseas como quistes o tumores
  • Pérdida o extracción de un diente
  • Un evento traumático
  • Una prótesis móvil llevada por mucho tiempo

 

¿Cuáles son las técnicas utilizadas en casos de falta de hueso (hueso pequeño)?

 

En la mayoría de los casos, para aumentar los volúmenes óseos y permitir la inserción de implantes dentales, se utilizan los siguientes:

 

1- Injertos óseos de hueso autólogo (tomados del propio paciente). Estas muestras se toman de áreas intraorales (mentón, rama vertical de la mandíbula) o de áreas extraorales (cadera, teca craneal)

 

2- Injertos óseos de hueso homólogo (hueso de banco, es decir, de especie humana). Estas muestras se toman de un cadáver.

 

3- Injertos óseos de hueso heterólogo (es decir, hueso no tomado del paciente). Uno de los más utilizados es el hueso bovino desproteinizado.

 

4- Regeneración ósea guiada, que implica el uso de hueso o biomaterial autólogo / heterólogo y de membranas que pueden ser reabsorbibles (no deben eliminarse) o no absorbibles (deben eliminarse)

 

¿Cuáles son los límites y las posibilidades de una exitosa regeneración y reconstrucción ósea en implantología?

 

Es innegable que estos procedimientos tienen cierta invasividad quirúrgica y, por lo tanto, pueden prever largos tiempos de rehabilitación; además, los costos en los que se incurre no son modestos.

 

Si excluimos la elevación del seno maxilar, las otras técnicas de reconstrucción y regeneración ósea, como por ejemplo los injertos óseos, pueden no garantizar ciertos resultados, ya que en muchos casos el hueso injertado o regenerado tiende a reabsorberse con los años.

 

Conclusión

 

La implantología dental utiliza técnicas de regeneración y reconstrucción ósea en casos de deficiencias óseas obvias e importantes (hueso pequeño), pero al mismo tiempo hoy se compromete a encontrar alternativas más rápidas y efectivas para garantizar la disponibilidad de hueso suficiente para la inserción de implantes dentales.

 

Una de las soluciones previstas es explotar el hueso residual, que es el que todavía está presente en la boca del paciente, incluso en cantidades extremadamente pequeñas. En nuestra opinión, el hueso residual del paciente es absolutamente el mejor hueso.

Agenda tu cita con Clínica Dental Central en Ocaña, San Martín de la Vega y Tarancón y te daremos la mejor solución en función de tu caso concreto.

Entradas Recientes

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.