Elige implantes dentales en Tarancón.

 

Frente a otros procedimientos disponibles como las coronas dentales o las prótesis parciales, los implantes dentales que se realizan en nuestra Clínica Dental Tarancón representan hoy en día el método de sustitución y reconstrucción de piezas dentales más avanzado.

¿Por qué? Porque al contrario que coronas y prótesis, los implantes ofrecen grandes resultados e inmejorables garantías. En lugar de colocarse sobre tus dientes o encías, el implante se integra perfectamente  en el hueso de tu mandíbula. Con ello no sólo se consigue un aspecto perfecto, sino que tu nuevo diente quede firmemente colocado en su lugar. La reparación es perfecta, y tu confianza lo notará; habla con tu implantólogo, que podrá transmitirte de primera mano los principales beneficios del implante.

A pesar de su precio más alto, los implantes dentales son una buena inversión. La diferencia de precio entre éste tratamiento y otros más económicos se compensa en el tiempo (y con el confort). La durabilidad y resistencia de los implantes los hace mucho más resistentes a cualquier tipo de improviso que pueda ocurrir, como un golpe o una enfermedad bucal. Éstas últimas son más recurrentes con prótesis de otro tipo, y encarecen y complican su tratamiento.

Al integrarse permanentemente a la mandíbula, la esperanza de vida de los implantes supera la de sus competidores de forma espectacular. Si se estima que una corona aguanta una media de 10 años, casi la totalidad de los implantes llegan a sobrepasar los 20 años. En añadido, su agarre es mucho más firme, disminuyendo la probabilidad de que la pieza se tambalee de forma molesta. 20 años es sólo la vida media y en muchos casos los implantes llegan a durar tanto como la vida del paciente (los primeros implantes de la historia se mantuvieron durante 56 años). Haciendo un cálculo rápido y conservador, tendrías que sustituir, y pagar, las coronas y prótesis antes de que tus implantes llegaran siquiera a poder empezar a plantear problemas.

Los implantes dentales no exigen modificar tus dientes naturales, y ofrecen un resultado más natural. Así, el implante sólo sustituye la pieza perdida, mientras que las coronas obligan al dentista a tallar y cambiar la forma de tus dientes para que soporten las prótesis. Sólo la prótesis impide que aflore su mal aspecto, mientras que el implante cuenta con su propia raíz, su propio anclaje en la boca. Para ti, esto implica más comodidad y menos mantenimiento, así como la seguridad de que tu sonrisa se mantendrá íntegra y perfecta.

 

Agenda tu cita en nuestra nueva Clínica Dental Tarancón y valoraremos su caso.

Entradas Recientes

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.