¿Durarán mis implantes dentales toda la vida?

 

Los implantes dentales son las prótesis dentales más duraderas, en comparación con puentes, coronas y dentaduras. De hecho, si se dan las circunstancias adecuadas, pueden llegar a durar toda la vida; el primer paciente que recibió implantes dentales murió con ellos en su sitio.  Sin embargo, aunque la historia de los casos clínicos de implantes dentales nos enseña una cantidad enorme de éxitos, es importante tener en cuenta que, como cualquier otro procedimiento quirúrgico, es difícil dar garantías más allá de los 25 años.

 

En primera estancia, para que el implante cuente con las máximas garantías, es fundamental que éste sea soportado por un tejido óseo sano y fuerte. Sólo así puede llegar el implante a durar más allá de su vida útil. El éxito del implante dental depende enormemente del resultado del proceso de osteointegración mediante el cual implante y maxilar quedan unidos.

Es posible que, en las inspecciones previas a la cirugía, tu implantólogo de confianza opine que tu maxilar está demasiado desgastado para soportar un implante dental. En ese caso tienes dos opciones, o renuncias al tratamiento y escoges una de sus alternativas o te sometes a un trasplante de hueso.

Éste procedimiento es caro y complicado, pero te permitirá recibir un implante; sin embargo, la esperanza de vida del implante no será la misma que si se hubiera realizado sobre un maxilar sano y fuerte. Un implante dental realizado sobre un hueso demasiado poco denso puede fallar, lo que involucra más cirugía y más dinero. La rehabilitación de implantes dentales no es fácil.

El resultado de la osteointegración no es el único factor que contribuye a la longevidad de los implantes. Tras la intervención, los implantes dentales deberán ser revisados periódicamente por tu implantólogo de confianza hasta que éste determine que ya están plenamente integrados en tu mandíbula. Durante éste tiempo, deberás ser extremadamente cuidadoso en tu higiene, y seguir todas las recomendaciones que recibas.

Finalizado este proceso, debes tener especial cuidado con tu nuevo diente. Recuerda que el implante dental puede enfermar como cualquier otro diente, y que evitar la enfermedad de las encías debe ser una prioridad absoluta, ya que ésta puede llegar a comprometer la estabilidad del implante.

Recuerda que en Clínica Dental Central somos experto en implantología de calidad, ofreciendo el mejor servicio.

 

Entradas Recientes

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.