fbpx

Cuida tu salud bucal estas Navidades.

Se acerca una época llena de celebraciones, festejos, comidas familiares y con amigos y, por supuesto, excesos en nuestra alimentación. Durante la Navidad tenemos la excusa de cambiar nuestra rutina y sustituir la dieta mediterránea por montones de dulce y alcohol. Un hábito que, si no se tiene especial cuidado, puede desencadenar en una gran molestia para nuestra salud bucal al final de las fiestas.

 

No son pocos los que a comienzos de año visitan el dentista con problemas como las caries por un excesivo consumo de azúcar. Por eso en Clínica Dental Central queremos aconsejarte los alimentos que debes evitar o consumir moderadamente este año para que cuides tus salud bucal estas Navidades.

 

Cuida salud bucal estas Navidades como se merecen.

  • Turrón y típicos dulces navideños

La estrella por excelencia de las Navidades e ingrediente que nunca falta en nuestra mesa. Pues bien, se trata de uno de los productos con mayor alto contenido en azúcar, el gran enemigo para nuestra boca. Si no quieres prescindir de esta tradición te recomendamos apostar por el turrón duro, ya que se compone mayoritariamente de almendra, miel, clara de huevo y poco azúcar ¡Pero ten cuidado a la hora de masticarlo, no te vayas a fracturar un diente!

 

  • Bebidas con gas

La perdición para los más pequeños. En este caso no solo son dañinas por su alto porcentaje de azúcares, sino que además están compuestas por una gran cantidad de ácidos. Ambos dañan seriamente el esmalte hasta provocar caries y dientes sensibles. Lo ideal sería cepillar los dientes tras ingerirlos o consumirlos junto a un vaso de agua para reducir el daño.

 

  • Dulces pegajosos

Aunque en apariencia creamos que son menos dañinos que los duros, las golosinas blandas crean muchos problemas de inflamación en las encías de los niños o adultos que llevan ortodoncia. Usar hilo dental para eliminar posibles restos puede ser de gran ayuda para evitar una visita urgente al odontólogo.

 

  • Mariscos

Otro integrante fundamental durante nuestros festejos. Posiblemente todos conozcamos a alguien que se ha partido un diente tratando de acabar con un delicioso crustáceo. Éstos pueden jugarnos una muy mala pasada si no los comemos con cuidado y todavía más a aquellos que llevan una prótesis dental.

 

  • Alcohol

No vamos a decirte que te ahorres el brindis este año porque seguramente no lo vayas a hacer, pero debes saber que su consumo excesivo no es recomendable, ya no solo para nuestros dientes, sino para la salud en general. Si no tienes preferencias, el vino tinto es menos dañino que el blanco o champán, porque los componentes de éstos son más agresivos para el cemento de la raíz dental y nuestro esmalte.

 

Aunque sabemos que es difícil, en Clínica Dental Central te animamos a que sigas nuestros consejos estas Navidades para evitar problemas posteriores. Si no quieres privarte de nada, lleva siempre el cepillo contigo y utilízalo tras cada comida o, en su lugar, mastica chicle sin azúcar para neutralizar la acidez de los alimentos.

Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.