Braquets linguales en Dental Central.

Opciones de ortodoncia invisible: brackets linguales

 

Aunque aún persista la imagen de la ortodoncia como un tratamiento infantil, ya hoy en día casi un cuarto de los pacientes que optan por éste tratamiento son adultos. Como es de esperar, la aparatología ha evolucionado rápidamente para adaptarse a las necesidades de cada vez más pacientes adultos. Entre lo más demandado encontramos los brackets linguales, una opción de tratamiento increíblemente discreta que es prácticamente invisible para los demás. Hoy, desde el Blog de Clínica Dental Central (tu dentista en Ocaña y San Martín de la Vega, cerca de Valdemoro); os hablamos de los brackets linguales.

 

Funcionalmente los brackets linguales son similares a los brackets metálicos tradicionales. También involucra el cementado de brackets a la superficie de los dientes, para después unirlos entre sí y ejercer pequeñas fuerzas constantes para producir movimientos dentales. La diferencia crucial es que en la ortodoncia lingual los brackets se colocan en la parte posterior de los dientes. Toda la aparatología queda oculta detrás de los mismos.

El proceso de colocación de implantes dentales comienza tomando un molde de tu dentadura. Como en la parte posterior de la boca hay menos espacio, los brackets son planos y con más superficie, se elaboran en un laboratorio para garantizar un encaje perfecto con tus dientes. Una vez listos, el ortodoncista los cementará en su posición definitiva.

Los brackets estéticos tienen un coste elevado, porque su fabricación es compleja y porque se elaboran en materiales como el oro, que ofrecen una gran resistencia con un grosor mínimo. Por otra parte, el uso de aparatología a medida y el control adicional que se hace con éste tratamiento lo hace más preciso y rápido que con otras opciones.

Además de ser invisibles, el tamaño, la forma y la posición de los brackets hace que ésta opción de ortodoncia sea más cómoda para el paciente. Aunque todos los tratamientos de ortodoncia involucran un periodo de adaptación, los brackets linguales – por su menor tamaño – producen menos molestias en la lengua o en el habla.

Como siempre, la aparatología fija debe cuidarse con mucha atención para evitar la acumulación de placa dental y el daño a la salud de tu boca.

El tiempo de tratamiento con brackets linguales es ligeramente inferior – pero similar – al de los brackets tradicionales. La duración del proceso de fabricación depende del laboratorio, pero una vez colocados la mayoría de los casos de ortodoncia suelen resolverse en torno a los 18-36 meses.

Además de los brackets linguales, en Clínica Dental Central tenemos a tu disposición otras opciones de tratamiento invisibles. Los brackets zafiro están pensados para camuflarse sobre la superficie visible de tus dientes, y el Invisalign sustituye los brackets tradicionales por alineadores de plástico transparentes que se colocan sobre la dentadura.

Si estás pensando en la ortodoncia, pero no sabes qué aparatología es la que mejor se adapta a tus necesidades ven a visitarnos para una evaluación libre de compromiso. En Clínica Dental Central tu dentista en Ocaña y San Martín de la Vega, cerca de Valdemoro); nuestros especialistas están siempre a tu disposición.

Entradas Recientes

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.